Presidente de la Corte Suprema: “Un Estado anclado a dinámicas pasadas no será capaz de servir a la ciudadanía”

Dic 24, 2020 | Actualidad

Créditos Imagen : Defensoría Penal Pública

En Estrado.

Prepararse más que anticiparse a los cambios, generando las condiciones de adaptación a futuro, fue el llamado que hizo el presidente de la Corte Suprema, Guillermo Silva Gundelach, refiriéndose a las enseñanzas que ha dejado la pandemia.

En una nueva ceremonia de juramento de abogados y abogadas realizada ayer señaló que si «las instituciones quieren subsistir, deben abandonar los modelos de funcionamiento rígidos y adoptar caracteres como la flexibilidad a las nuevas circunstancias, la docilidad». Agregó que es necesario explorar nuevas formas y estructuras que le permitan dar respuesta a las demandas de las personas y propender al bien común, señalando que «un Estado anclado a dinámicas pasadas no será capaz de servir a la ciudadanía».

«No había posibilidad que pudiésemos prever estos días complejos (crisis sanitaria). Lo que hicimos fue, simplemente, empezar a dotar a nuestra institución de cierto margen de adaptabilidad no solo para prepararla para enfrentar la siempre creciente carga de trabajo de los tribunales de justicia, sino que para proveer un servicio de justicia distinto», indicó.

«Hoy, podemos decir que el país encuentra en el Poder Judicial a una institución preparada para dar continuidad al servicio de justicia de manera remota y por canales digitales, sin mermar por ello la calidad de la respuesta jurisdiccional», aseveró el presidente de la Corte Suprema.

En esta penúltima ceremonia del año prestaron juramento 110 profesionales desde las Cortes de Apelaciones de Arica, Valparaíso, Puerto Montt y el Palacio de Tribunales.

Reflexiones de fin de año

| LO MAS LEIDO